Pintura Pizarrón EQ. Craft 200 cc

$253,30
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Artística Aguilar Bolivar 302 (esq. Rosales) CP: 1704 - Ramos Mejía - Buenos Aires - Argentina. Teléfono: (011) 4658-0429
    Gratis
Compartir

• Pintura pizarrón EQ Craft

 

Pintura acrílica al agua, especial para transformar superficies porosas como madera, en soportes aptos para escribir y borrar con tiza. Terminación mate. Secado rápido. Resistente al frote. Ideal para soportes absorbentes (madera, corcho, pared, etc). Solubles en agua. NO TÓXICO.

 

• Blackboard paint EQ Craft

 

Water-based acrylic paint, specially designed to transform porous surfaces such as wood into supports suitable for writing and erasing with chalk. Matt finish. Fast drying. Resistant to rubbing. Ideal for absorbent supports (wood, cork, wall, etc). Water soluble. NON TOXIC.

 

El precio publicado corresponde a:
-> 1 unidad.


¿Cómo usar este Producto?
Aplicar mínimo dos manos de pintura pizarrón. Puede aplicarse con pincel de pelo suave o rodillo.

 


*** Disponemos de pinceles para cada técnica y necesidad, clásicos y especiales para cada tipo de pintura, con virolas de distintos materiales y formatos y con una extensa variedad de pelos: pelos de cabra, de marta, de oreja de buey, de pony, variedades de cerdas y fibras sintéticas de calidad ***

 


¡SU CONSULTA NOS AGRADA!. 
¡Pregunte cualquier inquietud!


------------------------------------------------------------------------


*¿ Sabías la historia del pizarrón?*

Inicialmente cada niño llevaba al colegio su propia pizarra, las había verdes, negras y de madera natural, y el maestro debía escribir sobre cada una de ellas, generando una gran demanda de tiempo.
James Pillans, (Edimburgo 1778- 1864) profesor de Geografía escocés, tomó una de las pizarritas con las que trabajaba uno de sus alumnos y se le ocurrió colgarla de la pared, para una visión más óptima por parte de todos los asistentes a su clase. Por este hecho, es reconocido mundialmente como el “inventor” de la pizarra.
Martin Heit, un fotógrafo coreano al que se le ocurrió la idea mientras revelaba fotos en un cuarto oscuro, invento la pizarra blanca. El fotógrafo se dio cuenta de que podía usar un marcador sobre la película de los negativos, y que si pasabas un paño húmedo por encima, las marcas se borraban fácilmente. Heit pensó que podía usar esto para poner sobre la pared junto al teléfono, y anotar ahí los recados. Heit se preparaba para presentar su invento, cuando el lugar del evento se quemó la noche antes del estreno, y decidió entonces vender su idea a la empresa Dri-Mark, que en lugar de promocionarlo como un aparato para tomar recados telefónicos, introdujo la pizarra en el mundo de la educación.
En la década de 1960, las primeras pizarras blancas salieron a la venta, pero no fueron muy populares.
En España, son los centros de enseñanza religiosos los que empiezan por pintar las paredes de negro y más adelante de color verde. Hasta la actualidad existen y para su comercialización las pinturas verdes o negras